• Let's Chat!

  • En los invernaderos de Almería parece que todo no es tan bonito como dicen. Dos mundos paralelos conviven entre huertos y avances tecnológicos, ellos son los inmigrantes. Algunos vienen de Costa de Marfil, Mali o Mauritania y tienen que vérselas duras alejados de su país para poder subsistir.

    Muchos de estos inmigrantes viven en los invernaderos, sin luz o agua para poder sobrellevar el día a día con muy poco dinero y por trabajar ocho horas. Las condiciones son precarias, pero a cada uno de ellos solo les importa mejorar su situación en comparación al país de origen.

     

    ejido chabola inmigrantes

    Pero no es tan fácil porque ellos saben que a pesar del esfuerzo económicamente no mejorara su situación, según un reportaje hecho por El País la situación es más complicada, en la nota uno de estos jóvenes dice que los beneficiados económicamente son los ciudadanos y no los inmigrantes.

    En la misma nota uno de ellos confiesa que en Almería no existen los derechos para los extranjeros, muchas veces trabajan durante meses y terminan cobrando media jornada. Todo no es como dicen algunos, mientras algunos trabajan duro otros parecen no importarles muchos.

    Al parecer ellos no son los únicos que se sienten mal, del otro lado los ciudadanos de la provincia dicen sentirse inseguros por tantos forasteros, estos representan el 42% de la población y este número no duda en aumentar vertiginosamente. Las autoridades de la provincia reconocen que muchos son explotados, pero que son la minoría.

    Otro inconveniente que dificulta que se reconozca la labor de los forasteros es que al no tener papeles el salario no puede ser más alto, además el comportamiento de algunos de ellos deja mucho que desear y pone en riesgo de que esta situación pueda cambiar.

    Estamos claros que no todo es color rosa y menos cuando los malestares de ambos lados se comienzan a pronunciar sin parar. Además, estos huertos requieren del cuidado de más personas y muchas veces los inmigrantes están ahí para cumplir ese rol.

    Las opiniones son divididas porque no todos piensan que los inmigrantes son peligrosos, algunos ciudadanos aseguran que ellos son muy trabajadores y que ayudan a que la economía salga adelante. Por eso, las soluciones deben ser eficaces y de manera inmediata para que todos puedan tener los mismos derechos y la tranquilidad de contar con una fuente de trabajo segura sin pensar en ser explotados.

     

    Se debe tener consideración y pensar en las condiciones por las que muchos tienen que pasar para tener una mejor calidad de vida, algunos de estos extranjeros sienten vergüenza de confesarles a sus familiares la manera en la que viven y por todas las penurias que tienen que pasar por un bocado de pan.

    En las autoridades recae esta responsabilidad de brindar los mismos derechos para todos considerando de que ellos también forman parte de la economía y de la superación del país, así como hacerles la vida menos complicada puede hacer todo mucho más sencillo .  para poder brindarle seguridad tanto a los ciudadanos como a los forasteros.

     

    Pin It on Pinterest