• Let's Chat!

  • Lo que un día comenzó por casualidad hoy en día es el sustento de muchas familias, Mar de plástico es como se le conoce a los invernaderos en Almería. Este sitio se encuentra en el Poniente Almeriense y cuenta con una población de 251.453 habitantes.

    En un principio se decidieron colocar esas cubiertas a las cosechas para cortar el viento, pero con el tiempo los agricultores vieron que de esta manera se conservaban muchísimo mejor los alimentos y se protegían de las condiciones climáticas tan fuertes. Este invernadero tiene 44.722 hectáreas y abarca varios municipios de la región, esto implica que varias familias se vean beneficiadas directamente por estos huertos.

    Esta región anteriormente había sido un lugar totalmente árido y se trasformó en un sitio que suministra alimento a Europa, así como trabajo a los habitantes del sector. Esta evolución se debe completamente a la intervención humana que creó el invernadero más grande, tanto es así que se puede ver desde el espacio. También se le puede visualizar a través de aplicaciones como Google Maps.

    Sin duda, los aspectos positivos son muchos, uno de ellos es que este invernadero supone 20% del PIB provincial. En décadas anteriores se comenzaba la expansión de este lugar que ha generado ganancias en muchos aspectos. Entre los alimentos se encuentran cultivos de calabacín, berenjena, melón y sandía estos últimos con un favorable crecimiento en la producción.

    Otra razón para celebrar es que este huerto ha significado una fuente de ingresos a familias del municipio y a personas extranjeras. Las dimensiones de este lugar en Almería son impresionantes, se pueden comparar con 20.000 estadios de fútbol. El atractivo de la zona invita a que personas de distintas partes del mundo se vean interesadas en él y quieran visitarlo.

    Son muchos los turistas que van de paseo a este lugar a conocer cómo es la práctica de la agricultura y para aprender cómo funciona un invernadero de estas magnitudes. Esto genera un ingreso mucho mayor, tanto de dinero como de conocimiento porque incita a que esta actividad y profesión se multiplique cada vez más.

    Este lugar se ha convertido en un referente mundial digno de imitar y todo creado desde los conocimientos del hombre. En la actualidad se le saca mucho más provecho a esta huerta gigante que antes, cuando tan solo era una improvisación por el clima. La población supo gestionar esta actividad y convertirla en un negocio en desarrollo.

    Mar de plástico se transformó y mutó en un espectáculo visual que se aprecia tanto en la tierra como en el cielo. Su grandeza es sinónimo de trabajo y mucho esfuerzo de familias que dedican su tiempo a sembrar y cosechar los mejores alimentos.

    Este invernadero en Almería destaca las maravillas que se pueden hacer en un suelo que se creía infértil y cómo a pesar de las condiciones climáticas tan adversas pueden colaborar a que de la nada se cree una fuente de trabajo esencial en la region mas arida de España.

    Pin It on Pinterest